Before the Tropical Storm

por Antonyo Marest

Before the Tropical Storm

Para la edición de 2019 de Art Week Miami, el Centro Cultural Español invitó al artista valenciano Antonyo Marest para la intervención de un muro de 50 metros de largo en el patio de Microtheater Miami, dentro del programa de apoyo a artistas urbanos y arte público.

Esta intervención no hubiera sido posible sin la colaboración de Studio Fran Picazo y sin el apoyo de Estrella Galicia, Miami Downtown Development Authority y The Art Collective Miami.

Before the Tropical Storm por Antonyo Marest

“Antonyo Marest, en su última obra mural para el Centro Cultural Español en Miami “Before The Tropical Storm”, ha incorporado al lenguaje compositivo que caracteriza su obra, una fuerte presencia de elementos arquitectónicos de los edificios más representativos del Art -Deco de South Beach, incorporando a su discurso un elemento que por primera vez en su obra, plasma el compromiso y la responsabilidad por el entorno, que en su amor por el mar, defiende y proclama la necesidad de preservar toda la flora y la fauna marina.

En esta ocasión, la reivindicación del “Save the seas”, esta alegorizado en la forma de una tortuga seriada y creada ex proceso para esta pintura mural de gran tamaño. En la elaboración de este mural de más de 270m2, que esta ubicado en pleno centro neurálgico de la Miami Art Week, ha contado con la apoyo y patrocinio de Estrella de Galicia, marca que en su programa de impulso a artistas españoles destacados con trayectoria internacional, ve en la obra de Antonyo Marest, un formato pictórico que traslada al público una conversación a través del arte, sobre la esencia arquitectónica de Miami y su colorida historia en su versión sintetizada. Obra unida a un relato sobre el cuidado y la preservación de toda la historia del mar, sus especies y la ciudad que cohabita en esa frontera que llamamos playa, y que equilibra artísticamente, con la incorporación en su mural de un icono como es el flamenco, que acompaña y da el color a la vida en los amaneceres de este Sunshine State.

En esta obra de Antonyo Marest, observamos como esa destacada esencia del Art Deco introducido en Miami en los años 20 y recuperado en los años 80, se fusiona con el análisis de los colores que han destacado en las edificaciones del South Beach del pasado siglo y del actual, dando paso a elementos de carga conceptual como son la explosión, las columnas o las secuencias geométricas con transiciones de colores, que en algunos casos combinan y en otros contrastan, pasando por patrones de dinamismo pictórico que se basan en las ondas que generan las olas del mar. ¨Una obra que pone de relevo la maestría de Marest a la hora de crear una tipología de obra potente, atractiva y con una profunda base conceptual¨. Fran Picazo, Curador.

Biografía

Antonyo Marest nació en el Mediterráneo en 1987. La calidez de sus aguas y el azul de su cielo han ayudado a modelar buena parte de su optimismo, que ha ido madurando con la experiencia adquirida en sus viajes a través del mundo. En 2013 fija su residencia en Madrid, ciudad desde la que irradia su creatividad aplicable a cualquier campo susceptible de ser repensado estéticamente.

Hay que remontarse al periodo de entreguerras del siglo pasado para rastrear los orígenes referenciales de la poética de Marest. Es en las décadas de los 20 y 30 cuando, de manera paralela al desarrollo de las vanguardias históricas, se extendió la influencia del Art-Decó, estilo donde el diseño constructivo es vivificado por el color y las texturas. Marest asume buena parte de esta nueva manera de pensar lo geométrico, capaz de sortear el rigor y la frialdad para adentrarse en lo sensual y lo vibrante. Por otro lado, hay que dar un salto hasta los 80 para aterrizar en Milán y disfrutar de la revolución que supuso el grupo Memphis, fundado por Ettore Sottsass. Sus diseños antifuncionales y sus sorprendentes estampados multicolores también tendrán una notable influencia en la obra de Marest, quien en su trabajo explora las profundas conexiones entre el como modelo y la plantilla como herramienta capaz de hacer de la repetición un fascinante juego de combinaciones infinitas.

Nuestro artista ha realizado múltiples exposiciones en las que ha desplegado su labor creativa, en espacios que van desde el interior de un museo hasta el exterior de la calle. De este modo, pintura, escultura e instalación conviven sin solución de continuidad con el muralismo y otras manifestaciones callejeras. También son destacables sus diseños de mobiliario, ropa, portadas de discos, cartelería, merchandising, campañas de marketing, customización, interiorismo, diseño gráfico, textil e industrial. En este sentido, el artista es capaz de proyectar y adaptar su creatividad a muy distintos soportes.

Entre los motivos recurrentes en su trabajo destacan la figura del flamenco y de las palmeras, elementos en los que el artista encuentra simbolismos identificables con su propia biografía: por un lado, el flamenco que hace culto al sol (de hecho, en el Antiguo Egipto se pensaba que los flamencos eran representaciones terrestres del dios Ra) enlaza con el sentido luminoso de la obra de Marest; por otro, en la palmera como símbolo de resistencia ante toda situación, el artista encuentra un rasgo que enlaza con su propia trayectoria vital.

 

Relacionados